(+34) 650 325 990 clientes@intconsultoria.com

Dentro del diseño web, podemos señalar como opciones muy importantes del diseño adaptativo y del diseño responsive. Saber elegir de forma correcta entre uno y otro puede marcar una importante diferencia a la hora de planificar y ejecutar los diseños, de modo que se consigan los objetivos y resultados que se marcaron en un principio. Esto es algo que siempre hay que tener claro: qué es lo que se busca con la creación de un sitio web. 

En INT Consultoría sabemos muy bien que es importante adaptar nuestra página web a cada dispositivo móvil, de forma que se pueda visualizar de forma adecuada. Este es un reto al que nos enfrentamos todos los días, ya que es un requisito indispensable que marca el mundo del marketing digital. Ya se trate del monitor de 21 pulgadas que tienes en la oficina o del smartwatch que llevas en tu muñeca, hay un montón de formas de acceder a la información en internet. 

Es por eso por lo que para cerrar cualquier posible brecha, hay dos opciones a la hora de hacer diseño web: el diseño adaptativo o el diseño responsive. 

Diseño adaptativo vs Diseño Responsive

Ahora bien, hay confusión entre estos dos conceptos. Para un neófito en temas de diseño (web y gráfico), o marketing, incluso posicionamiento web, pueden significar lo mismo, pero hay claras diferencias entre uno y otro. Sigue con nosotros, vamos a verlas. 

Diseño web responsive

El diseño responsive es el que responde a cualquier cambio en el ancho del navegador, de forma que puede ajustar la ubicación de todos los elementos de diseño para que quepan en el espacio que hay disponible y permita una correcta visualización. 

Una web responsive muestra su contenido según el espacio que haya disponible en el navegador. Si abres una web en el escritorio de tu ordenador y luego le cambias el tamaño de la ventana, el contenido se va a mover de forma dinámica para que se muestre adecuadamente. En el caso de los móviles, el proceso se realiza de forma automática.

Gracias a su fluidez, como usuario puedes ver los contenidos en dispositivos móviles de la misma forma que lo harías en tu ordenador de escritorio. Lo único es que el diseño web responsive necesita que conceptualices bien la web y que sepas exactamente qué necesita tu usuario. 

Diseño web adaptativo

El diseño adaptativo también se conoce en nuestro sector como mejora progresiva. 

Mientras que el diseño responsive lo que hace es modificar un patrón para que se pueda ajustar al espacio que tienes, el adaptativo usa varios tamaños de diseño. Cuando la web detecta qué espacio hay disponible, elige el diseño más apropiado para tu pantalla. 

Esto lo puedes comprobar tú mismo. Si abres tu navegador, se te muestra el mejor diseño para esa pantalla y si cambias el tamaño de la ventana, el aspecto no cambia. 

Hay muchas webs que lo usan, como por ejemplo, Amazon o Apple. Ten en cuenta que estas páginas se han diseñado especialmente para que se vean correctamente en dispositivos móviles. 

Otra cosa que tienes que considerar es que la visualización de diseño adaptativo puede ser distinto a la versión que siempre has visto. La razón es que se puede haber escogido un diseño distinto. Los tamaños más comunes en este tipo de diseño son 320, 480, 760, 960, 1200 y 1600 píxeles.

¿Qué uso mejor, el diseño responsive o el diseño adaptativo?

El diseño responsive es más sencillo y exige menos trabajo. Es verdad que permite menos control sobre el aspecto, pero es el más popular. Esto tiene que ver con que hay muchísimas plantillas para WordPress y similares que lo usan.

Si lo vas a utilizar, la jerarquía visual es importante. Es importante que se mantenga. Esto implica que vas a tener que probar con muchos dispositivos distintos para asegurarte de que la visualización es adecuada. Si el aspecto de tu web es más o menos sencilla, no vas a tener demasiado problema. 

Otro argumento a favor del diseño responsive es el posicionamiento web, ya que son más “amigables” con los buscadores.

No obstante, con el diseño adaptativo se genera una mucho mejor experiencia de usuario, dependiendo del diseño que uses. El adaptativo, a diferencia del responsive, es una solución a medida para el usuario. 

Utilizar el diseño adaptativo es demostrar que sabes lo que necesita el usuario. Utilizar los seis tamaños que hemos mencionado antes es lo estándar, pero según los usuarios que tengas, puedes usar menos. 

Este diseño permite también adaptar anuncios. Piensa que lo que haces es diseñar para distintas resoluciones, por lo que se pueden satisfacer las necesidades específicas de los usuarios.

Además, el diseño adaptativo hace que tu web sea más rápida que aquellas que usan el diseño responsive. Hay estudios que afirman que los adaptativos superan a los responsivos en velocidad dos o tres veces, ya que los adaptativos usan menos datos. 

No obstante, este tipo de diseño también tiene algunos inconvenientes. El primero de ellos es que exige más trabajo para implementarlo que el diseño responsivo.

Otro de los inconvenientes que tiene es que puede dejar “colgados” a algunos usuarios, ya que, por lo general, los diseñadores se centran en los diseños de escritorio y de los teléfonos móviles.

Elegir entre ambos tipos de diseño requiere atención. Aunque el responsive puede ahorrarte dinero, es mejor para el SEO y ofrecer una buena experiencia de usuario, el adaptativo se adapta mejor a las necesidades del usuario. 

Lo mejor para tomar la decisión es pensar en el producto o en el servicio que ofreces. ¿Necesitan los usuarios una configuración determinada? ¿Necesitas crear más engagement?

No olvides en ningún momento que los dispositivos móviles son más inteligentes cada día, y la interacción que tienen los usuarios con ellos es cada vez más natural. Esto es algo que hay que tener siempre en mente a la hora de crear tus diseños. 

En INT consultoría sabemos muy bien la gran importancia que tiene el diseño web, y sabemos adaptarnos perfectamente a las necesidades que puedas tener, te asesoramos y creamos juntos la hoja de ruta para tu negocio. ¿Qué, te apetece que hablemos?